Saltear al contenido principal

Logroño entero se prepara para una de sus semanas más especiales del año: llegan las fiestas de San Bernabé, en las que toda la ciudad retorna al medievo por unos días para volver a resistir el asedio francés. En esta celebración, declarada de Interés Turístico Nacional. Participamos en las recreaciones de los asedios, explicaciones y ambientación en campamento. Nuestro cañón, como pieza relevante y sus disparos, fue la atracción más sonora para el pueblo logroñés.

Volver arriba